22 de febrero de 2010

HAITÍ, PUNTACANA


He pedido un cortado. En la mesa prácticamente no cabemos todos. Tengo los codos encogidos. La chica que está sentada delante de mí está demasiado morena para el mes en que estamos. Aunque no es nada raro -pienso- hoy en día con lo extendido que está el uso de los rayos uva. Se ha pedido una tónica.
La tónica es lo que tiene, o te encanta o la odias aporta.
No hay mucho de que hablar. Humedece sus labios. Alguien comenta:
¡Qué morena estás, eh!
Sí.
¿Qué tal por Punta Cana?
¡Ah, vaya! Ha estado en República Dominicana. De lo que se entera uno tomando un cortado. Hace unas semanas que me ronda algo por la cabeza. Pienso: "Creo que es la misma isla que Haití". No lo sé con seguridad. Y como soy un chico muy educado, no digo nada. Pero entonces, alguien comenta:
Oye, ¿eso no está por ahí por el Caribe, por donde el terremoto?
Se toca el pelo.
Sí, bueno no. Sí... Eh... Bueno, sí. Cerca, pero... vamos que.... osea, sí.
Pues va a ser que sí.
Es la misma isla, digamos. Pero la verdad es que son dos países diferentes.
Yo sigo callado. Escucho.
Pero muy bien, eh. Muy bien. Ha sido genial, eh. Osea, Haití está muy lejos... como a trescientos kilómetros por lo menos.
Le doy vueltas a mi café.
Las playas son una pasada. Agua cristalina. Y barra de bar en la piscina. Y lo de Haití, sí, bueno... No notamos nada. Quiero decir que... Bueno, desde donde estábamos... no se veía nada.
Y después nos terminamos nuestras tónicas y cafés y salimos de allí. Quizás no tiene importancia, no lo sé. Quizás no es nada. Como los efectos de un terremoto que no son nada a trescientos kilómetros en la terraza de un hotel de lujo. No lo sé.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo en julio me voy a Togo a una zona selvatica a relizar el proyecto de fin de carrera, un proyecto de cooperación al desarrollo, y tengo los gastos pagados... hay becas... hay viajes y viajes. Me parece muy interesante este tema, puede que el turismo ayude al pais vecino y estes haciendo un favor que se alimenta en gran parte del turismo, pero es un tanto repulsivo estar tan cerca de una desgracia tomandose un mojito... lo que importa es la distancia? seguramente te puedas tomar ese mismo mojito en miami y alomejor nadie se pregunte si es eticamente correcto. Gandhi decía: Nadie puede hacer el bien en un espacio de su vida, mientras hace daño en otro. La vida es un todo indivisible... la cuestión es plantearse si hacer ese viaje supone hacer daño, como muchas otras cuestiones la diferencia está en la altura del listón.

Iván F. Mula dijo...

La verdad es que es un tema delicado al que he estado dándole vueltas y todavía no he llegado a una clara conclusión. Un poco más y no me atrevo a publicar esta entrada.

Estoy muy de acuerdo contigo y me has hecho reflexionar y ver cierta luz en todo esto. Tienes razón en que hay viajes y viajes y que no todo es blanco o negro.

Gracias por el comentario.

lynx dijo...

Gracias a ti por publicar esta entrada, muy poca gente se plantea estas cosas y me parece que pensando en todo esto se puede llegar a conclusiones muy valiosas.

Anónimo dijo...

I originate an compelling spark can be organize at [url=http://pisina.com.gr]pisina.com.gr[/url] look like you too....