21 de abril de 2011

ESTO NO VA POR TI

Si pudiera escoger (siento decirlo) habría gente que no leería lo que escribo. O mejor dicho, que no leería ciertas cosas que escribo. Otras sí. Sin problema. Pero prefiero mojarme y cagarla que preservar mi intimidad que al fin y al cabo mucho valor no tiene.
No pongas esa cara. No me refiero a ti. Tú puedes leer todo lo que quieras. Eres bienvenido. Me refiero a otra gente, muy poca, casi nadie, que no eres tú, que me caes genial y te quiero; otra gente, que seguramente no se dará por aludida. Así que, valga la paradoja, si te das por aludido, ten por seguro que esto no va por ti.
Aunque si de verdad pudiera escoger, de esto estoy seguro, preferiría que ciertas personas (que no lo hacen) me leyeran, a tener ese supuesto derecho a veto que de poco me serviría, más que para preservarme de una realidad que bien sé que existe ahí fuera.
Ojalá me leyeran (y esto tampoco va por ti, que ya lo haces), pero parece que no les intereso lo suficiente. O que ya tienen bastante con verme de vez en cuando y preguntarme cómo me va. O peor: preguntárselo a otros. O peor: ni preguntarlo, ni apenas acordarse de que existo.
Esta mañana leí una frase interesante: "Le pedí cien euros a mi padre y me dio cien. ¡Qué tacaño!".
Hay una gran diferencia entre pedir y lamentarse que de alguna manera no he aprendido todavía.
Recuerdo una vez que escribí un poema a una chica, no porque la amara, sino porque era su cumpleaños. Se lo enseñé. Lo leyó y dijo:
¿Qué es esto?
A lo que yo respondí: "Un soneto".
Uno no debe esperar recibir nada a cambio cuando da. Para eso mejor no dar ya que tanto se puede recibir un beso como un tortazo. Si quieres un beso, mejor aprender a pedirlo. Total, con lo fácil que es hoy en día. Claro que te lo pueden negar pero al menos no da lugar a confusión.
Hay personas (y esto no va por ti) que esperan recibir más de lo que piden. Como si la vida les debiera algo. Tal vez yo sea una de esas personas.
Por eso, quizás, debería empezar a enseñarles lo que escribo a las personas que quiero que me lean y dejar de lamentarme de cosas que, en realidad, no tienen la menor importancia.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Seguro que no iba por mí, por que me he dado por aludido, pero en algún momento me gustaría saber que puedo preguntarte a ti cómo estás, ya que vas a responder. Un abrazo.

PATIÑO dijo...

Entonces, te leo o no te leo? :-S

MR. MULA dijo...

Lee, no va por ti, pero no lo cuentes a los de DEC. jaja