18 de julio de 2008

REENCUENTRO

Volver a encontrar. Recobrar las cualidades, facultades, hábitos, etc., que habías perdido.



Cuando cuesta coger el aire, las cosquillas debajo del ombligo.
Después de casi cuatro meses viviendo juntos, pasando veinticuatro horas juntos: a seiscientos kilómetros o quinientos... y, sin embargo, tan cerca.
Cambiar su lado de la cama por su lado del teléfono. Los mensajes al móvil. Nuestras libretas. Yo tengo una y él otra. Y cuando nos apetece escribimos lo que nos gustaría que el otro leyera cuando volvamos a estar juntos. En la misma ciudad, claro. Con sus labios en mis labios. Su mano en mi pierna. Mi pierna en su pierna. Y mi mano en su cara.
Esperar en Sants-Estació: "¡Cómo ha cambiado todo esto!". Sentirse nervioso como el primer día. De pie frente a las escaleras mecánicas, sale la gente una tras otra y en cualquier momento estará aquí.
¡Qué calor hace en Barcelona! ¿No?
La ilusión del primer día... y sin embargo, nueva. Siempre nueva. Siempre la misma: fuerte y bella. Y el reencuentro.
Y lo mejor de la distancia: el reencuentro.

6 comentarios:

Ratita Cui dijo...

Cuando me reencontré con Ratón de Londres sentí lo mismo, asi que entiendo perfectamente, gracias por tu blog, lo leo cada semana.
Sigue asi!!

LPDA dijo...

La verdad que no sabria con quien te podrias reencontrar...

Con la Esteban?
Con el oso de la pata pa'rriba?
Con la carroza del orgullo AR?
Con el Moreno y su efebo?

La verdad que el mejor reencuentro es el que has tenido.
Felicidades :)

Alex dijo...

Empieza la cuenta atrás para el hasta luego....

Tiene algo bueno...un nuevo reencuentro.

:)

Tata dijo...

Que bonicccc!!!!
Cuando os veo echo de menos estar enamorada. Un reencuentro o una reconciliación es de los mejor que nos puede dar el amor.

Espero que tengáis mucho más!!

Besitos!!

Arkadia dijo...

Yo me reencuentro con mis amigos cada vez que quedamos. Con tu blog cada vez que lo habro. Con el sol o el viento, cada mañana. Con tus comentarios en mi blog... y cada día me intento reencontrarme conmigo misma.

Pero a ver si un día puedo reencontrarme, como tu, con mi enamorado :P

Besazos!!!

Duare dijo...

Los recuentros son bonitos, a pesar de que en caso de ser temporales, tengan ese regusto amargo que te pega en le paladar, del próximo adios pronto por llegar.

Me encanta la foto que ha puesto, e preciosa.

Disfruta y da señales de vida, pretty please^^