24 de marzo de 2008

INTRODUCING ALEX

"Y si sólo tengo amor, ¿qué es lo que valgo yo? Si tengo ganas de bailar, ¿para qué voy a esperar?" (Como un burro amarrado a la puerta del baile, El Último de la Fila)

Álex me pregunta si alguna vez volveremos a Glasgow. Es algo que nunca me había planteado hasta ahora. Una simple pregunta y, de repente, echamos de menos todo, aunque falten todavía meses para irnos. Y nuestro piso huele a melancolía y el jardín de la entrada; la parada del autobús, el museo iluminado por la noche, el zorrito que cruza la calle de madrugada; y el Morrison's y la cafetería de la universidad; el piso de Sara, las clases de inglés de Elisa, los asfixiantes abrazos de Alessia; y el borracho que grita en el autobús y el vecino cojo de Sierra Leone; y la almohada de rayas, el papel de váter sobre la chimenea; y yo buscando mis gafas, y Álex con su mantita a todas partes. Pero todavía no nos hemos ido y Álex sigue ahí sentado mirándome con sus enormes ojos marrones y yo sigo frente al ordenador y no hay nada que echar de menos todavía. Le digo: "No. No volveremos". Álex se ríe en vez de ponerse triste. Porque con Álex todo es fácil y cada pregunta tiene un final feliz, y lo serio se habla siempre con una sonrisa y todo es muy cercano y honesto. Álex es un interrogante amable, el cerco de café sobre la mesa; es la inocencia del idealista, un rayo de sol entre las nubes de Escocia; es piel, compañía, respeto; es una aventura, un beso, el tesoro de vivir soñando, el regalo de soñar despierto. Así es Álex, a mí ya me conocéis.

MULA

A veces la vida es una noria. Das vueltas y vueltas en tu cestita. La gente sube y baja. Se sientan a tu lado, se sientan en frente. Viajan contigo o en las cestitas de al lado. Y todo el mundo dando vueltas; ahora deprisa, ahora despacio. Ahora la noria se para. Giras hacia arriba y hacia abajo. Quizás te mareas, quizás sientes vértigo, quizás te aburres, quizás la disfrutas. Hay quien le da por vomitar, mientras otros escupen al vacío cuando se encuentran en lo más alto. Una noria puede ser la tranquilidad de contemplar el paisaje sentado cómodamente, con mejor o peor perspectiva, verlo todo alrededor. Puede ser desidia como la del hámster corriendo en una rueda que no lleva a ningún lado. Una rueda dentro de una jaula. Manchester tenía una noria enorme en la que Álex y yo decidimos no subir.

A veces la vida es un barquito. Una casita flotante que puede dejarse llevar por la corriente o navegar mar adentro. Puede flotar bajo la tormenta o perder el rumbo o simplemente quedarse anclado en un puerto bonito. O cambiar de puerto a cada rato. Mirad este barquito atracado en el puerto de Liverpool. ¿Verdad que es bonito?

MULA

Álex duerme mientras escribo esto. Siempre escribo mientras él duerme. Es una manera agradable de esperarle. Yo tecleo y él reposa con una bufanda atada a los ojos porque, a falta de persianas, entra demasiada luz al cuarto por las mañanas. Yo jugando al escritor con gafas, él soñando que es el protagonista de una soap opera. Álex es actor pero, si pudiera elegir, sería personaje. Supongo que como todo el mundo. Sin embargo, no hay secundarios a su lado. Vive como si el mundo fuera una serie coral y todos fuéramos tan favoritos como cualquiera. Álex da un nuevo significado al habitual narcisismo de todo artista, desde la generosidad y la nobleza. Le admiro mucho. Y él a mí. Y no hace falta que nos lo digamos todo el tiempo. Siento que juntos aprendemos más deprisa y mejor; que hasta equivocarse resulta cómodo y grato. Álex me hace feliz, así que tratadlo bien, como hacéis conmigo. Espero que le hagáis un buen recibimiento. El que se merece. Esto es un regalo para él, así como él es un regalo para mí. Eso es. Así es. Álex. To be continued...

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Encatada Alex.
Yo soy Nuria, y si haces feliz a Ivan, me haces feliz a mi:)


Glasgow no se va a mover de alli, teneis toda la vida para elegir si quereis vovler o no..calma.
De momento a disfrutar de todo, de las sonrisas, de esa luz que perturba los ojos de Alex, de esperarle escribiendo, porque aunque volvais a Glasgow es verdad que nunca será igual, ni mejor ni peor...pero no igual.



Quiero que vuelvas, quiero abrazarte, quiero verte feliz y porsupuesto esperar a Alex con una enorme sonrisa.


Cuidate y sigue feliz.

Fdo: Ella Baila Sola

Àlex dijo...

Me alegro mucho Iván, me alegro mucho. Más palabras... sobran.

Anónimo dijo...

You found your X-mas on the 5th of March, my dear Ivan. You received, as you said, a gift, a special gift that is making all your days a wonderful Christmas, a Happy Easter or a great Birthday...and that is bringing joy not only to you but also to the people who love you and are happy for both of you, Ivan and Alex.

Anónimo dijo...

Toca el mar con sus dedos desde su barco, observa esa noria en la distancia, gira la cabeza y mira hacia adelante, el timón en sus manos y la brisa dando en sus caras,,,feliz viaje a los dos.

duare dijo...

No tienes ni idea de la envidia (but in a healtry way que decíamos en verano) que me das al leer estas líneas. Mezclar el tacto duro y frío de las teclas del ordenador, con el suave y cálido de los cabellos de quien duerme junto a ti... Suena a mariposas en mi estómago.

En fin, que me alegro mucho por ti. Sé feliz.

Besos mil para ti y para Alex (y dile que me he recorrido sus tierras, ayer estaba en Madrid y hace dos semanas en la Comunidad Valenciana).

Anónimo dijo...

"...con Álex todo es fácil y cada pregunta tiene un final feliz, y lo serio se habla siempre con una sonrisa y todo es muy cercano y honesto. Álex es un interrogante amable, el cerco de café sobre la mesa; es la inocencia del idealista, un rayo de sol entre las nubes de Escocia; es piel, compañía, respeto; es una aventura, un beso, el tesoro de vivir soñando, el regalo de soñar despierto" ¡Qué bonito, cómo se parece (bueno, digamos que en un 50 por ciento) a mi situación con Olli!
Por lo que ojeo en el blog (que he conocido hoy mismo y por pura casualidad), todo eso ya es cosa del pasado, pero me ha parecido una descripción muy hermosa del amor. Saludos.
#benjamin#