7 de marzo de 2008

ESA SONRISA

"When you're smiling, the whole world smiles with you" (When you're smiling, Shay, Fisher & Goodwin)

La lluvia en el alma y el humor como paraguas. Sentado en el salón de casa frente a los cristales empapados en una mañana oscura. Todos mis 'yo' y la nada. Tomando un té, versificando la existencia desde la tristeza. Sueño en los ojos, frío en los pies. Álex todavía duerme. La mente clara, el gusto espeso. Y una sonrisa.

Ese momento de hacer girar la cuchara en la taza formando un remolino de azúcar donde ves dar vueltas las palabras de tu cabeza. Ni un huracán, ni un tornado podrían borrar hoy la sonrisa de mi cara. Esa sonrisa del cosquilleo en la boca del estómago. La de las patas de gallo del regocijo. La de los ojos chinitos del ahora. La que te ilumina el día y la mirada, y trae de la mano una sorpresa. Esa sonrisa contagiosa, impúdica y hermosa. Esa sonrisa que te responde a cien preguntas sin dar explicación ninguna. Esa sonrisa irracional que es tan tuya y tan suya y tan de todos. La sonrisa de las nubes, de mis dedos y mi teclado. La que duerme desnuda. Esa sonrisa idiota... tan idiota... me da la vida.

Hoy no me da la gana estar triste. Hoy que hay motivo para subrayar esas arrugas de expresión de la alegría; esos abanicos del desparpajo. Siempre hay motivo, pero hoy lo veo. Hoy que pierde el PP y gana Zapatero y el Chikichiki, y tengo a quien mirar a los ojos cuando me alegro. Hoy que la vida parece haberla escrito un optimista. Hoy que lo cursi no empalaga, que no me quiero ir, que no me hacen falta palabras. Hoy mi sonrisa es un espejo que devuelve algo que vale la pena haber estado esperando. Cuando esperar lo inesperado deja de ser una contradicción y se convierte en el brillo de dos enormes pupilas marrones con reflejos verdes, esa sonrisa... ésa y no otra... es el mejor regalo del mundo.

Mi abuela bajó a votar con sus 96 años, su sonrisa prestada y mi encargo de nieto consentido. Votó por mí, pues prefiero las personas antes que la burocracia por correo. Ella, al parecer, también. No había votado desde Adolfo Suárez. Y así mi abuela hizo historia: su historia, la mía y la del mundo. Pues no es sólo historia lo que sale en los libros de texto. La historia es un duende invisible que se construye desde uno mismo luchando contra la desunión. A veces siento que vivo como quien juega a inventar anécdotas que contar a sus nietos. Afortunadamente, cada vez más cerca de mí mismo. Cada vez más cerca de los demás. Y así mientras sonrío imaginando a mi abuela votar, Álex me sonríe también en consonancia, sentado a mi lado y en pijama. Y sonreímos juntos a la gente que pasa por la calle. Y mi abuela sonríe al vecino sentado tras la urna, mientras éste sonríe a mis padres y a los que vienen detrás haciendo cola.

Hoy no hay un motivo para sonreír, ni una victoria, sino muchos. Muchas. Hoy sonreír es dejar de estar solo. El mundo está contento por una vez de ser un rincón plagado de tontos que son sabios sin saberlo, de gente enamorada, de billetes de avión, de vidas cruzadas, de cuadernos lila y zapatillas y cuchillas de afeitar y lavadoras, cremitas y granos en la frente. Todo esto no es por las elecciones, aunque también. Todo esto es porque esa sonrisa que tanto se me ha reclamado desde fuera, desde lejos, desde cerca y desde dentro, tantas veces hoy adorna mi mirada. Esa sonrisa que tanto se merece el mundo y la gente que me quiere. Esa sonrisa es hoy un regalo, para vosotros, para el mundo, para mí y para Álex.

6 comentarios:

Jess dijo...

Hay quien dice que la mejor inspiración para escribir es la melancolía. Que los mejores escritos nacen de la más sincera tristeza, ya que es la forma de desahogo que adoptan los sentimientos con la pluma en la mano.
Pero también está la otra vertiente. Cuando estás tan feliz que quieres gritarle al mundo entero que la vida te sonríe, y las palabras se te escapan y las recogen tus dedos.

Está claro que sólo funcionamos en los extremos ;)

Un besazo, me gusta leerte con una sonrisa :**

Rafael dijo...

Muy bueno el post, y mi enhorabuena por tu felicidad, como dice jess desmonta el tópico de la inspiración llega con la melancolía; pero hay una cosa que no entiendo. La fecha es viernes, 7 de marzo ¿cómo sabías el viernes lo que pasaría el domingo?

Iván dijo...

Jeje, gracias por los comentarios. No me había dado cuenta de lo de la fecha. La explicación es sencilla. Lo empecé a escribir el viernes pero perdí la conexión, así que lo acabé el lunes y quedó la fecha original. Además, el lunes había todavía más motivos para sonreír. :)

Anónimo dijo...

Motivos para sonreir siempre habra miles, el secreto esta en encontrar los tuyos, me alegra que los hayas encontrado, aqui, alli o donde sea:)



Sonrei al ver tu post, a mi tambien me hacen ilusion...

Yo no encuentro muy bien los mios, pero alguien me esta haciendo verlos..asi que a momentos tambien sonrio.


Un beso enorme

Fdo: Ella Baila Sola

Anónimo dijo...

Motivos para sonreir siempre habra miles, el secreto esta en encontrar los tuyos, me alegra que los hayas encontrado, aqui, alli o donde sea:)



Sonrei al ver tu post, a mi tambien me hacen ilusion...

Yo no encuentro muy bien los mios, pero alguien me esta haciendo verlos..asi que a momentos tambien sonrio.


Un beso enorme

Fdo: Ella Baila Sola

Noe dijo...

Disfruta tanto como puedas de esas sonrisas.
Aunque echo de menos ser testigo de ellas.
Te quiero.