4 de julio de 2007

YO A LONDRES Y TÚ A BARCELONA

"Me preocupa el futuro porque es donde voy a pasar el resto de mi vida" (Woody Allen)

Tras cambiar su (aparentemente) insustituible Manhattan por la capital de la Reina de los Mares, tras un periodo de tres años (tres películas), mi querido sabio gafudo ha decidido (por fin) pasarse un verano rodando en Barcelona; a pesar del sol y el acoso de los medios; a pesar de la torre Agbar y el honoris causa; a pesar de la ministra de cultura y los alemanes borrachos. Ha elegido Barcelona y los catalanes (no todos) saltamos de alegría como aquel Pascual Maragall celebrando las Olimpiadas del 92.

Yo, que habría esperado toda la vida este momento si no fuera porque lo creía imposible, elijo justo este verano para irme. ¿O ha elegido Woody justo el verano en que yo me voy? En cualquier caso, parece que esta ciudad no es lo bastante grande para los dos. Ni tampoco Londres. Mientras el famoso neurótico grabe chistes en boca de Bardem en el Parque Güell, yo estaré paseando por Notting Hill soñando con matar a Scarlett Johanson con una escopeta recortada.

Woody Allen cree, al contrario que Dostoievski, que Dios no existe y que la vida no tiene sentido; que no hay un orden en el universo; que todo está permitido. Así que probablemente tildaría de coincidencia esta circunstancia de mi insignificante existencia. Sin embargo, para mí, que siempre he tratado de seguir sus pasos cuando me sentía perdido o aburrido, me llama la atención este repentino viaje en direcciones contrarias. ¿Es acaso una señal para que me quede? ¿Una razón para volver? ¿Quiere decir que mi próximo destino es Nueva York y el suyo... Lleida? En todo caso, espero que Londres me reserve un futuro gris y enriquecedor. Espero que me inspire tanto como a él, y que a él Barcelona le trate lo mejor que sepa. Lo único seguro es que para mí será reconfortante contemplar desde las lejanas tierras heladas de Glasgow un beso final al atardecer en la Sagrada Familia. ¡Ojalá nos dejen disfrutar de la experiencia! (Y eso nos incluye a nosotros mismos)

7 comentarios:

el tros de quòniam dijo...

Había un comentario esta tarde... y veo que se ha borrado. Jijiji. Bueno, creo que te los haces tú mismo para crear expectación, pero igual es lícito... o no.

Woody Allen e Iván Fernández. Nunca había pensado en la conexión, pero creo que habrá que llamar a expertos psicoanalistas para que hagan su agosto (nunca mejor dicho).

Por cierto, no te cargues a Scarlett Johanson... que es muy mona ella, y seguro que le estropeas aquellos vestiditos blancos que me lleva siempre.

Un abrazo-beso del "poca-solta"

Anónimo dijo...

my woody, career, by contrast of getting wardrobe following imageof the theatened bankruptcy fails to save. aryt wonntirs fallomsontrin.
i love ciudad pendejo, bery woody
kity potter.

Iván dijo...

oye, quòniam, que a mi me encanta Scarlett Johanson. Si le pego un escopetazo es sólo para emular a Jonathan Rhys Meyers en Match Point... Que majo es!

En cuanto a Kitty Potter... Alguien entiende lo que pone? Será dialecto escocés? Estos traductores de internet no funcionan demasiado bien... Te recomiendo que no lo uses la proxima vez.

Un beso igualmente y gracias por el interes.

Anónimo dijo...

Dile a tu amigo el woody este que ya ke viene a molestar no se dedike a cortar las calles y deje trabjar a la gente que esta en su casa.

Anónimo dijo...

sergio cuando escribas, hazlo con tu nombre

Anónimo dijo...

kiero mantener el anonimato al meterme con ese por si akaso, que te has ido ya o que?

abel dijo...

woody woody...yo la verdad es que nunca he sido muy forofo, no se, cuando era pequeñito le vi vestido de platano con sus gafas y su cosa y no se, creo que me quedé anclado, luego en una entrevista Kirsten Dunst dijo que estaban los tres (Woody, su hijo y ella) y que él le compró un helado a su hijo y a ella no y le dió mucha envidia y es así como me siento en este momento...cuando veo alguna foto de Lloll Bertran...hace falta algun comentario mas? Si...que...bueno...que nada!
un saludo